Personificación

Anoche iba cruzando en bicicleta por una pasarela que atraviesa Av. Lugones/Cantilo cerca de Ciudad Universitaria. Mientras trataba de esquivar a una madre que empacaba cosas en bolsas a ambos lados del puente, escuché que su hija le gritaba que tuviera cuidado con la bicicleta que venía.

Habiéndolas pasado miré para atrás y me di cuenta que la bicicleta a la que se refería la niña era la mía, y no solo eso… que la bicicleta era yo, reducido a un vehículo en marcha.

A raíz de esto me di cuenta que también me refiero a los vehículos como entes deshumanizados, despreciando a la persona que las maneja. Expresiones como “un taxi se me tiro encima”, o “choqué contra otro auto” resultan normales para todos, menos para el conductor del vehículo en cuestión si llega a escucharlas. En el incidente de la madre y la hija, se me redujo a una canalización de energía que transforma el conjunto de fierros que es la bici, en un objeto animado.

Para la niña, la bicicleta era el sujeto, pero no porque me despreciara a mi, si no porque la bici era para ella un objeto deshumanizable a cuyo desplazamiento puede dejar de atribuirle valor en cuanto fruto de mi intervención.

avenida puerredon buenos aires un ejemplo de esto: “unos taxis sobre avenida pueyrredon”

Centro – Aeropuerto

Hace unos días fui a escuchar a David Harvey a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

Hablaba de las crisis del capital y de como los procesos de urbanización ayudaban a la economía a salir de ahí.

Aunque no pude conseguir audífonos para escuchar la traducción simultanea, me pareció entender en uno de sus ejemplos, que la crisis de los setentas se había superado en parte gracias a un cambio en el estilo de la urbanización y que en vez de fomentar el crecimiento urbano e inmobiliario, se había optado por regenerar los centros urbanos o históricos de las ciudades, produciendo y usando el “urban lifestyle” como alimento del crecimiento económico.

Ésto resuena con dos señaleticas que se repiten desperdigadas por las mas diversas avenidas y rincones de la ciudad de Buenos Aires, y que llamaron mi atención hace ya un tiempo. En una de ellas se indica la dirección hacia el aeropuerto y en la otra hacia el centro. Como panfletos repartidos en la zona intersticial, como si asumieran que no es ahi donde el destinatario de la aclaración quiere estar, como si el centro y el aeropuerto fueran lo primordial.

ezeiza, buenos aires, international airport, signbuenos airesEzeiza” y “Buenos Aires”

http://www.flickr.com/photos/felipeguillon/6320063934/in/photostream

Rios internos de Buenos Aires

28 de Julio de 2011

Las lineas de tren adquieren un valor fluvial por cuanto accidente de un territorio cuyos principales cauces abiertos lo definen pero no atraviesan. El rio de la Plata y el Riachuelo confinan media ciudad en un barrido de Norte a Sur en el sentido de las agujas del reloj.

confin pluvial, barrido N/S, diámetros mayores, centro en Pza. Aramburu.

Los principales cauces de agua internos fueron soterrados, y sus afluentes amablemente hermanados a las soleras, un trazado de canterías colectoras desperdigadas  homogéneamente en su área tributaria. Formalmente un detalle, un trabajo de la sombra, un tatuaje.

Las lineas de tren son los cauces o las reservas.

Linea Sarmiento, Caballito, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

Linea Sarmiento, Estación Once.

http://www.flickr.com/photos/felipeguillon/5923256609/in/photostream

Carta de Labor

Hice este blog para ir registrando de manera cronológica el desarrollo y evolución de algunos trabajos que me ha tocado hacer, destacando la colaboración con notables interlocutores y el uso de herramientas al menos singulares.

los trabajos a los que me refiero giran en torno a la arquitectura, la foto y la gráfica.